La hora del vermut en Barcelona

Barcelona es una ciudad de sol y buena vida. Por eso no es de extrañar que una de las tradiciones por excelencia sea la hora del vermut, es decir, la costumbre de tomar un aperitivo antes de comer. Algunas personas prefieren tomar vino o cerveza, pero el licor conocido como vermouth (un vino aromatizado con hierbas inventado por los destiladores italianos Antonio y Benedito Carpano) da nombre a esa hora antes del almuerzo en la que tomamos un pequeño bocado y un trago para abrir boca.

 

En Barcelona existen multitud de bodegas y vermuterías donde celebrar este maravilloso momento. Algunas elaboran su propio vermut y otras te servirán alguno de marca local, entre los que destacan los elaborados en las destilerías de Reus, en Tarragona. Aquí te recomendamos algunos de estos lugares, bien porque nos gusta la singularidad del local, bien por la calidad de su propio vermut o por los años de historia de acumulan.

Es inevitable empezar por El Xampanyet (Montcada, 22), un local histórico situado en el barrio del Born de Barcelona. Sirven cava y vermut. El ambiente al entrar es espeso y dulce, y da auténtica hambre, que se sacia con bocadillitos y tapas de encurtidos. La decoración es clásica y auténtica, un imperdible para quien visita la ciudad.

 

Xampanyet

 

Otro templo consagrado a este licor es la bodega Quimet en el barrio de Gràcia (Vic, 23). Este lugar frecuentado por turistas y locales, es simplemente maravilloso. Las barricas situadas sobre la barra sirven para hacer un máster en variedades de vermut, difícil elegir. Y otra vez ese olor dulzón que abre el apetito

 

Barrica Quimet

 

Si estás alojado con nosotros, tenemos una opción cercana para ti. En el centro comercial L’Illa Diagonal, a 20 minutos andando desde Blanc Guest House, se encuentra uno de los locales de Morro Fi, uno de los mejores vermuts de Barcelona según nosotros. Tienen otros locales repartidos por la ciudad, así que quizá vuelvas a coincidir con ellos mientras estás paseando. Vale la pena una parada.

 

Vermut

 

Seguimos con uno de nuestros favoritos en Barcelona, el venerado El Vaso de Oro, en el barrio marítimo de la Barceloneta (Balboa, 6). Al abrir la puerta de este local nos encontramos directamente con la barra, y no hay más. Es un local muy estrecho, con un personal muy animado y animoso que prepara una ensaladilla rusa digna de un altar.

El Vaso de Oro

Exif_JPEG_PICTURE

 

Una combi de local clásico y buen vermut es la Cala del Vermut (Magdalenes, 6) en el barrio Gótico. De este lugar destacamos el ambiente y la decoración. Es un espacio realmente singular que ofrece una buena selección de conservas y un buenísimo jamón, así como quesos de esos que se guardan bañados en aceite. Sin complicaciones, y todo excelente.

 

 

Otra opción es La Vermu (Sant Domènec, 15) también en el barrio de Gracia. Pese a estar siempre muy lleno hay mucha rotación de clientes, por lo que, si esperas un momento, es casi seguro que su ágil personal te conseguirá un rinconcito. Un local bullicioso en un barrio con mucha actividad dominguera.

 

A esta fórmula se apuntan también coctelerías que abren de día, como la conocida Tirsa Bcn (Mallorca, 25). El vermut de este local es espectacular, las tapitas deliciosas, y además preparan unas combinaciones un poco más sofisticadas, elaborando cocktails con base de vermut que están para repetir.

 

 

Otro de los locales que está usando el vermut como base de coctelería, y con mucho acierto, es V de Vermut en el barrio de Sant Antoni (Manso, 1). Elaboran vermuts con tónica y otras combinaciones sorprendentes. El diseño del local es contemporáneo y evoca el antiguo teatro sobre el que se asienta. Nos gusta la barra y el ambiente medio canalla y cosmopolita.

 

Otro bar donde sirven vermut y comida estratosférica es la vermutería Loú (Escorial, 3) en Gracia. La artífice y musa de este lugar es la señora Lourdes, una persona muy cercana que cocina de maravilla. Os podríamos recomendar el jamón con huevos estrellados y foie, pero más vale que experimentéis la carta por vuestra cuenta, imposible decepcionarse. Está de reformas, pero en marzo 2023 vuelve a abrir.

Terminamos esta ruta vermutera con otro clásico. En la Bodegueta de Ca’l Pep en la zona de Sants (Canalejas, 12) parece que el tiempo no pasa desde que abriera en 1927. Este local tiene ahora unos nuevos dueños que han conservado la esencia del anterior propietario, Ángel, que falleció recientemente. Toneles, neveras antiguas, buen vermut y unas gambas saladas para chuparse los dedos.

 

Solo hemos destacado algunos, pero tienes muchas más opciones en Barcelona, pregúntanos y te daremos más ideas. Como decíamos al principio, la hora del vermut es inexcusable en la cultura local, así que no faltan lugares donde podrás disfrutar de este licor, acompañado de una tapa o platillo. Si la bebida te parece demasiado intensa, todos los locales disponen de sifón para rebajar un poco el sabor. Seco o dulce, de grifo o de botella, con sifón o sin, no hay nada como disfrutar de una soleada mañana tomando un vermut después de un paseo por la ciudad.